La cinta métrica y el proceso de selección de personas

En un proceso de selección de personal, en el que necesitaban cinco  candidatos, llegaron al final 12 con la misma valoración en todas las cualidades o rasgos. Los evaluadores estaban ante el dilema de encontrar el elemento clave o diferencial y no sabían cómo abordarlo, habían hecho todo tipo de pruebas. Al final llamaron a una experta internacional en selección de personas para que les ayudara, y ésta les sugirió que al día siguiente todos los candidatos se presentasen ante ella con una cinta métrica, el clásico metro de medir, en el edificio dónde tenía lugar el proceso de selección.

Así fue, y en esa primer sesión la experta les retó a todos los candidatos a medir el perímetro del edificio en que estaban en el menor tiempo posible. Uno de los candidatos llegó a los dos minutos con la solución exacta, habló con la experta y ésta le dijo, espere aquí, no se vaya. Otra candidata, que además había olvidado traer el metro, también averiguó el perímetro en 5 minutos, habló la experta con ella y le dijo también que se esperara. A los 7 minutos llegaron 3 candidatos que se habían repartido el trabajo y habían sumado sus medidas, a los que la experta dijo también que esperasen. El resto de candidatos comenzaron a llegar a partir de 15, 20 o 25 minutos: todos fueron enviados amablemente de vuelta a sus casas.

Los evaluadores, asombrados, preguntaron a la experta por qué había escogido a esos 5 candidatos, su respuesta fue esta: el primero de ellos porque le preguntó directamente al portero de la casa cuál era el perímetro, y como ya obtuvo la información que necesitaba, nos ahorró tiempo y esfuerzo, usó su habilidad de las relaciones interpersonales. La segunda candidata, que había olvidado el metro, averiguó el perímetro del edificio a través de su teléfono móvil, entrando en internet, fue capaz de resolver un problema sin herramientas tradicionales, pero sí con las digitales. Y los otros tres fueron capaces de ponerse de acuerdo y de trabajar en equipo, de cooperar en lugar de competir en una situación en la que se jugaban un puesto de trabajo, usaron su llave de los valores humanos. Todos ellos tenían algo importante y diferencial, con respecto a los demás candidatos, de la actitud emprendedora que ustedes buscaban como una de las cualidades clave de los candidatos.

César García-Rincón de Castro (2015)