¿Quién siembra tu pensamiento de minas anti-persona?

Nuestro pensamiento puede ser un lugar apacible por el que discurren muchas historias, reales o fantásticas, o puede ser un lugar peligroso por el que de repente algo hace saltar en mil pedazos a nuestra persona más digna y humana.

Las minas anti-persona de nuestros campos mentales son de muy diversos tipos y fabricaciones. Unas veces las heredamos del contexto social, otras veces hay personas expertas en sembrar nuestra mente de basura bélica, la mayoría de los periódicos y noticieros están cargados de frases y titulares que nos inoculan violencia sin que nos demos cuenta, y van minando nuestras ilusiones y deseos. Otras veces somos nosotros mismos/as los peores enemigos de nuestro pensamiento, y nos dedicamos a fabricar más minas anti-persona, y nuestro mundo interior puede convertirse en un auténtico campo de batalla.

Estas minas son de muchos tipos, y están todas tipificadas y catalogadas por la psicología. Las 11 ideas irracionales y neurotizantes de Albert Ellis pueblan muchas mentes, y dejan discapacitadas mentalmente a muchas personas, y si esas personas son líderes de algo o de alguien, sus explosiones internas tienen muchos efectos colaterales. Los libros de moda sobre las personas tóxicas, los jefes tóxicos, la sociedad tóxica, son grandes sembradores de minas anti-persona. Después de leer un libro de esos, en los que se olvidan de hablarte de la buena gente y de la gente buena, sólo ves mala gente a tu alrededor: te ponen unas gafas muy especiales para percibir el mundo. Me parece una irresponsabilidad. Y lo peor de todo es que son best-seller. Sí, la guerra vende, la psicológica-emocional y la otra, siempre ha sido un negocio!

Otras veces son simplemente los diálogos interiores negativos, las generalizaciones, las auto-culpabilizaciones, los mecanismos de defensa del YO, y muchas más. También, determinadas formas de educación, como la rigidez extrema, la exigencia de ser el mejor en todo, la inflexibilidad en los métodos, minan el pensamiento creativo.

Necesitamos artificieros/as de las minas anti-persona, embajadores/as del optimismo y de la paz mental (dos de los mejores escudos contra las minas anti-persona). Necesitamos otros y otras gobernantes que dejen de sembrarnos la incoherencia, la ineficacia, la incomunicación, la incapacidad de pactar y ponerse de acuerdo entre ellos y ellas, la desvergüenza, la falta de ética, la prepotencia y de bombardear nuestra seguridad con sus guerras personales (porque son guerras suyas, no nuestras) de lo sanitario, lo educativo, lo judicial y lo económico.

¿Quiere usted limpiar su mente de minas anti-persona? Pues siga estos 3 consejos para desactivarlas cada día:
  1. Utilice la famosa regla del 80 / 20 para enfocar su atención en lo positivo y en lo negativo en todos los aspectos de su vida: 80% de atención a las fortalezas propias y de los demás, a las novedades y noticias positivas del mundo (estas las tendrá que buscar, no suelen salir a su encuentro, nos las esconden). El 20% de atención a lo negativo y a los problemas, pero no derroche más energía que esa, y siempre con intención de aprender y mejorar.
  2. ¿Cómo detecto las minas? Todavía no se ha ideado un escáner capaz de detectar las minas anti-persona de nuestra mente, pero hay una forma eficaz de hacerlo que consiste en recorrer el camino de nuestro patrón conductual al revés. Siga esta secuencia RES: Respuesta) ¿Qué estoy haciendo ahora, cómo me comporto, que digo? Estímulo) ¿Qué causas internas o situaciones externas han provocado mi comportamiento? y Sujeto) ¿Cómo he valorado ese estímulo, qué importancia le he dado? El patrón básico de comportamiento Estímulo - Sujeto - Respuesta nos da la clave para identificar la mina: siempre está en la S de sujeto: es la valoración que damos a los acontecimientos, lo que hacemos con lo que nos sucede.
  3. Toda mina anti-persona tiene dos cables: el rojo de las emociones y el azul de las razones. Hay que saber qué cable cortar para desactivarla. Cortar el cable rojo primero significar desactivar la corriente emocional, es decir, autocontrol, lo que le permitirá pensar más fríamente sobre el tema. Cortar el cable azul primero, significar dejar de pensar en el tema y pensar en otra cosa más agradable o diferente. Usted decide, pero sepa que si no corta ningún cable, la mina acaba estallando.