La importancia de pensar al revés

Hace ya bastantes años la policía de Seatle, alarmada por el aumento de la delincuencia juvenil, decidió emprender una campaña de sensibilización en las escuelas, que consistió en hacer un decálogo dirigido a las familias con una serie de consejos educativos para prevenir la delincuencia desde los más peques. La campaña fue un fracaso estrepitoso, y en la reunión de evaluación de la misma alguien bastante enfadado dijo: "si lo sé, les digo a esas familias lo contrario, cómo hacer de su hijo un delincuente, porque es lo que hacen". Bueno, pues fue una gran idea, e hicieron un decálogo titulado "Cómo hacer de su hijo un delincuente". Busque en Google y encontrará aproximadamente 6 millones y medio de resultados con el famoso decálogo, que dicho sea de paso, fue un éxito sin precedentes.

El caso Toyota, del ingeniero Ohno (llamado en honor al mismo "ohnismo") es otro ejemplo de "pensar al revés" la fabricación de vehículos, y supuso una revolución en el sector automovilístico que copiaron todas las marcas y con ello quedó desterrado el modelo "fordista" americano de producción de vehículos.

Abraham Maslow, padre de la psicología humanista, pensó que había que cambiar el método de la psicología: en lugar de estudiar a los sujetos que funcionaban mal para tratar de averiguar por qué y arreglarlos, había que estudiar a los sujetos que funcionan bien (auto-realizados) para tratar de saber sus claves y aplicar esas mismas claves a los que funcionan mal para así ayudarles a realizarse.

Y podríamos poner muchos ejemplos. Pero hoy toca "pensar al revés" algunas cosas, como por ejemplo la inminente guerra contra Siria, el por qué de haber vuelto a perder el sueño olímpico en Madrid 2020, o cómo desterrar por siempre la corrupción y falta de ética de una parte nada desdeñable de líderes en todos los órdenes. Pensar al revés es el inicio de la esperanza, del optimismo, del emprendimiento, de la paz, puede ser muchas cosas, pero mientras sigamos pensando de la misma manera que siempre, tendremos los mismos resultados de siempre.