Sociología de la playa

Estos días he estado disfrutando de la playa y el sol en España, mi deformación profesional me hace ser muy observador en esta peculiar y familiar situación social de la playa, y estos son mis 10 observaciones sociológicas, tal vez sesgadas por mis propios marcos de referencia, mas cualitativas que cuantitativas, pero creo que resumen bien lo que pasa:
  • Concepto de distancia social, de Flora Davis en "Comunicación no verbal", teniendo hectómetros "pa allá" las 3 señoras se ponen acá, a 2 metros de mi sombrilla, invadiendo mi "zona social próxima"... me cachis!
  • Ha hecho su aparición en escena "el cachitas": lo tiene todo medido, cómo sentarse, cómo levantarse de la toalla, entrar y salir del agua, hacerse el indiferente cuando todos y todas le miran... hay que rentabilizar esas horitas de gimnasio ¿eh? Me ha recordado mis clases de Comunicación No verbal en la Escuela Europea de Negocios: el relato de Preddy, un inglés de vacaciones en España que está obsesionado por la imagen que proyecta en los demás, citado en "La presentación de la persona en la vida cotidiana" de Erving Goffman (gran libro, por cierto).
  • Los chiringuitos innovan y hacen marketing frente a la crisis: hoy mientras tomaba al sol ha venido un comercial del chiringuito María para informarme de la carta, a mi y a todos. Me parece una interesante iniciativa, no le he dicho si estaba contratado con seguridad social porque tenía 10 años el chaval ¿esto es explotación infantil?
  • Conducta prosocial: aquella cuyo objetivo es beneficiar a otros, la que ha tenido una señora con un matrimonio mayor que tenía bastantes dificultades para salir del agua, menos mal que todavía queda buena gente que afronta el fenómeno sociológico de la "disolución de la responsabilidad" (ya irá otro a ayudar....). Por cierto, el socorrista ¿para qué está?
  • Roles de género: las sombrillas son cosa de hombres (como Soberano), aunque ellas eligen la mejor ubicación, de las toallas y los niños/as se encargan sobre todo las mujeres. En el chiringuito (negocio familiar) ellas en la cocina y al cuidado de los churumbeles, ellos en la barra y en atención al cliente. Hay cosas que no han cambiado ¿verdad? Pero tendrían que cambiar...
  • ¿Díadas o tríadas? Recordando al gran Simmel en su estudio de los micro-grupos (de 2 o 3 personas): los paseantes de la playa, cuando se agrupan, van en díadas o tríadas: en tríadas se comunican más, las díadas van más en silencio. Los que van solos/as, suelen hacerlo sujetando el abdomen hacia dentro (se llaman ejercicios de abdominales excénctricos).
  • Efecto territorialidad: casi siempre nos encontramos los mismos en el mismo sitio y a la misma hora. ¿Por qué? Nos da seguridad el sitio de siempre y la hora de siempre (rituales o rutinas). Si bien se recomienda en vacaciones romper con las rutinas, nos cuesta salir de la zona física y mental cómoda: parece que tampoco innovamos en nuestro ocio personal.
  • Emulación social: es algo así como que todos hacen lo que ven hacer a todos. Uno se baña, todos empiezan a bañarse. Uno viene con una cerveza del chiringuito, varios van a por cervezas al chiringuito (atención chiringuitos: aquí está la clave de marketing, mediante líderes del comportamiento de compra que serán emulados por otros!), un niño se pone a hacer pis en la orilla y el padre le jalea "venga machote"... y todos lo miran, pero nadie dice nada (al padre, claro). Menos mal que en este caso no se ponen todos a hacer pis en la orilla ¿eh?
  • Sombrilla alternativa: pensaba que era el periódico en la cabeza, la toalla o esos artilugios modernos que se montan en 10 segundos y luego no hay quien los recoja igual que estaban al comprarlos, pero no, lo que he viso no puedo creerlo: una estructura metálica de al menos 4 metros de largo por 2 de ancho, y en el medio se han sentado dos personas en dos tumbonas, todo ello recubierto con sábanas de un hospital público (que se veía claramente) ¿? Va a ser la España profunda, oye!
  • La autoridad o ¿quién manda aquí?: Max Weber la definió como la capacidad de influir en el comportamiento de los demás. En la playa los que mandan de verdad por este orden de importancia son: 1º El color de la bandera, que es como un semáforo de tela, aunque siempre hay quien se lo salta y hace currar más de la cuenta al socorrista. 2º El tiempo atmosférico, pero comprobado "in situ", lo que digan los medios locales nos da igual. 3º Las medusas: cuando a alguien le pican nadie hace caso, es más piensa “a mí no me va a ocurrir”, hay gente con mala suerte, hasta que te ocurre y haces caso!